Buscar
  • autofacil.es

Ruedas: cinco trucos para que duren más

Cambiar las ruedas es uno de los momentos más temidos por los propietarios de cualquier automóvil. Te contamos cinco trucos para alargar su vida al máximo.

1.- Cada vez que cambies las ruedas...


Siempre que sustituyas los neumáticos indica en el taller que te comprueben la alineación de los ejes -operación conocida popularmente como paralelo-. Cuesta unos 40 euros, pero evitarás desgastes irregulares que puedan acortar la vida de los neumáticos hasta un 60%.

2.- Revisa las presiones de los neumáticos cada 15 días


Si mantienes las ruedas con la presión recomendada por el fabricante en todo momento, podrás alargar su vida hasta un 40%. ¿La razón? Llevar los neumáticos con unas presiones inadecuadas incrementa notablemente su desgaste; además de multiplicar el riesgo de reventón. Si circulas con una presión excesiva en el neumático se desgastará en mayor medida por la zona central; mientras que si circulas con unas presiones inferiores a las recomendadas por el fabricante se desgastará por los laterales. Por otro lado, sus prestaciones también se resentirán: necesitarás más metros para detenerte en una frenada a fondo; la estabilidad será peor...

3.- Rota los neumáticos de cada eje


Es recomendable rotar los neumáticos de atrás alante cada 20.000 kilómetros como máximo. De lo contrario, los neumáticos del eje delantero se desgastarán antes; en especial en coches de tracción delantera ya que en sus ruedas anteriores cumplen la función de eje tractor y de dirección. Por lo general, en los coches de propulsión trasera el desgaste es algo más equilibrado en ambos ejes.

4.- Ojito con el acelerador


Las fases de aceleración con el volante girado, son el momento en el que se somete a más esfuerzo a las ruedas y, por tanto, en el que se produce un mayor desgaste -especialmente en modelos con motor turbodiesel con un elevado par máximo-. Otra de las maniobras que debes evitar son las frenadas a fondo: someten a una gran abrasión a la banda de rodadura, algo que aumenta su desgaste. Incluso, si las ruedas llegasen a bloquearse podrían provocar un 'plano' en el neumático que generase vibraciones en el volante. En cualquier caso, practicar una conducción no agresiva puede aumentar la vida de un neumático hasta un 60%.

5.- La velocidad y la temperatura son clave


A alta velocidad los neumáticos se calientan, algo que, a su vez, provoca que la banda de rodadura se reblandezca y su desgaste se multipliquen. De hecho, según datos de Michelín, con una temperatura exterior de 0º, un vehículo que circula a 140 km/h desgasta un 50% más los neumáticos que uno idéntico que circule a 90 km/h.

Germán García Minguez S.L.

C/ Manuel Paez Xaramillo N14 1º

19003, Guadalajara

ggm@e2kbroker.net

 

Tel: 949 21 49 17 / 949 21 12 02

Tel Urgencias: 678 686 678

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

Copyright © 2015 Germán García Minguez S.L.U. Todos los derechos reservados.