Masivo, festivo, problemático

4 Aug 2016

El Arenal Sound, el certamen más multitudinario de España, busca ajustarse a la Ley de Costas y salvar las quejas vecinales para asegurar su futuro en Burriana.

Asistentes al Arenal Sound, ayer en el Pool Stage del festival, en Burriana (Castellón). Ángel Sánchez

 

Una de las escenas que más llama la atención en el Arenal Sound es la de una piscina a escasos metros del mar abarrotada de gente durante horas y horas. ¿Por qué miles de jóvenes prefieren asardinarse en un cubículo de agua cuando a escasos metros tienen disponible una playa extensa e impecable, con aguas aptas y limpias, en pleno Mediterráneo? Tal vez sea porque atrona la música electrónica en la piscina desde las dos de la tarde hasta entrada la madrugada, se libera toda la libido de los 20 años (o menos) y se vive una de esas primeras experiencias con amigos que en muchos casos recordarán el resto de la vida. Tal vez.

 

Ese es el secreto del Arenal Sound, el festival más multitudinario de España y que espera congregar esta semana en Burriana (localidad de 34.708 habitantes) a un total de 260.000 asistentes. Según uno de sus responsables, Tomás Abril, el evento es una “experiencia, más que un festival”. Abril apunta que la duración del Arenal Sound, seis días, suponen “unas pequeñas vacaciones” y se crean “vínculos entre los sounders que comparten la convivencia en la zona de acampada, la playa y los conciertos y que van más allá de una experiencia musical”.

 

El escenario lo permite. La playa del Arenal es insólita en el Mediterráneo por su extensión, que se prolonga durante casi dos kilómetros y que en algunos puntos alcanza los 60 metros de anchura. Allí, desde 2010 se viene celebrando el Arenal Sound, que batió todos los récords con los 280.000 asistentes de 2013.

 

No cabe duda de que la fórmula, cuya entrada es más barata que otros festivales (45 euros por el pase de un día) funciona. Tres jóvenes venidos de Alicante, Andrés, Isabel y Ana, lo confirman. “Es la primera vez que venimos; lo hacemos sobre todo por la música, porque hay grupos importantes, pero por la playa y la fiesta también. Nos decidimos por el Arenal porque es una referencia como festival”.

 

El público es mayoritariamente nacional, a diferencia de su vecino FIB (Festival Internacional de Benicàssim), y con una franja de edad que oscila entre los 18 y los 25 años. Desde la organización se manifiesta que no buscan un “target” (objetivo) concreto. Otro grupo de sounders confirma la teoría. “Nos hablaron del festival, de que estaba muy bien y decidimos probar. Venimos por la experiencia, la zona de acampada, la playa y demás. Conocemos a cuatro o cinco grupos, poco más”, cuentan Pol, Javi y Pere, que llegan de Barcelona para los seis días del festival y apuran tres granizados en un local de Burriana bendecido con aire acondicionado.

 

Por lo que se refiere a la música, la promotora anda detrás de aquellos grupos que puedan ofrecer “un directo potente”, para reafirmar la experiencia. Se trata de un cartel ecléctico en el que caben Manel, Steve Aoki o La Gran Pegatina. Para muchos grupos, además, la cita supone “el concierto del año” porque pueden estar tocando ante 25.000 personas.

 

Trabas bucrocráticas

Willy Bárcenas, cantante del grupo Taburete, la noche del pasado martes en el Arenal Sound. Ángel Sánchez

 

No obstante, el aterrizaje y la estabilización del festival, que cumple ahora siete años, está en el trasfondo de los problemas burocráticos que han amenazado la celebración de esta edición y deja en el aire las sucesivas. La Ley de Costas prohíbe el Arenal Sound en su ubicación original, la playa, por lo que ha tenido que buscar una localización alternativa. Este año se mantiene el Beach Club junto al puerto, pero se han desplazado los conciertos principales a los Jardines de la Malvarrosa, cerca ya del núcleo urbano.

 

Además, una sentencia condenó al Ayuntamiento por la contaminación acústica que soportaron los vecinos en la edición de 2013. Como consecuencia de ello, a un mes del certamen se denegaron los permisos y solo la intervención de la Generalitat permitió la celebración, que se ha ampliado a Vila-real y Nules. A todo ello, se suma el coste en servicios que asume el Ayuntamiento de Burriana, superior a los 100.000 euros, aunque se beneficia con su impacto económico y con los empleos directos e indirectos que genera.

 

El debate está abierto, pero también el peligro de comprometer la fórmula. El Ayuntamiento de Nules, limítrofe al sur con Burriana, ha contactado con los vecinos de la zona de la playa para estudiar la posibilidad de alquilar sus terrenos a largo plazo para la ubicación de un recinto estable de festivales, como el que alberga al FIB y al Rototom Sunspash en Benicàssim. La misma solución ha propuesto Compromís en Burriana, que pretende desplazar el festival pero mantenerlo en el municipio.

 

A pesar del auto de 2015 y de las quejas vecinales por ruido, este año la Generalitat ha avalado las medidas correctoras presentadas por la propia empresa. Existe consenso político en Burriana para acoger el Arenal Sound.

 

Alina, que regenta una cafetería en la zona sur de Burriana, no tiene dudas sobre la repercusión del festival. “Por supuesto que nos viene bien. Cuando se avisó que tal vez no se celebraría pensamos incluso en manifestarnos. Nosotros tenemos actividad todos los días del festival, pero se multiplica a partir del viernes por la tarde. Que se haga todo legal, pero cinco vecinos no pueden condicionar a un pueblo”, dijo en referencia a la denuncia por contaminación acústica.

 

En este sentido, la empresa organizadora avisó de que no pasaría “otro año como este” y reclama estabilidad jurídica para celebrar los conciertos. Su intención es no moverse de la Comunidad Valenciana ni de la provincia de Castellón, pero está por ver si el acomodo no compromete la exitosa fórmula ni exprime la legalidad vigente. Ofertas de otros municipios para acogerlo no les faltan. Todo quieren asociarse a un festival que muchos adolescentes recordarán a lo largo de su vida con una sonrisa.

 

Música para todos

Descanso en la playa del Arenal antes del comienzo de los conciertos. Ángel Sánchez

 

Tras las dos fiestas de bienvenida celebradas el martes y el miércoles, hoy jueves se inauguran los dos escenarios principales por los que desfilarán Fuel Fandango, Love of Lesbian o Crystal Fighters. Para esta jornada destaca la ecléctica propuesta del escenario principal en el que actuarán sin solución de continuidad los catalanes Manel, Káiser Chiefs y Fangoria.

 

La misma fórmula se repite en la noche del sábado, pero esta vez con Miss Cafeína, Kodaline y Two Door Cinema Club. Mientras, en el Beach Club, que ofrece música electrónica en dos escenarios desde las dos de la tarde hasta las 9 de la mañana, actuarán extremos tan dispares como Los Chicos del Maíz, We Are Not Dj’s o la youtuberDulceida. A orillas del Mediterráneo, a las 6.15 de la madrugada del viernes actuará Chimo Bayo; un guiño para los hermanos mayores o los padres de los sounders.

 

El domingo la oferta no baja de intensidad y tras el directo de Izal, The Hives y La Gran Pegatina, cerrará el festival el estruendoso Steve Aoki.

Please reload

Post destacados
Suscribirse

13 síntomas de que eres un viejuno digital

August 30, 2016

1/6
Please reload

Post recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Germán García Minguez S.L.

C/ Manuel Paez Xaramillo N14 1º

19003, Guadalajara

ggm@e2kbroker.net

 

Tel: 949 21 49 17 / 949 21 12 02

Tel Urgencias: 678 686 678

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

Copyright © 2015 Germán García Minguez S.L.U. Todos los derechos reservados.